NAKIZUMO: LA COMPETICIÓN DEL LLANTO

*Sólo un día al año, en el tercer sábado de octubre, Japón celebra en los templos sintoístas el acto del Nakizumo; una tradición japonesa que se practica con el objetivo de expulsar de los bebés los malos espíritus y que así éstos obtengan buena salud a lo largo de su vida.

Prefectura de Tottori. Yodoe, Japón.- El Nakizumo es una ceremonia nipona con una tradición de casi medio milenio de antigüedad. El objetivo del Nakizumo es hacer llorar a los bebés. La idea radica en hacer llorar al bebé lo más rápido y fuertemente posible. Gana el bebé que llore antes o llore más fuerte. En el festival tradicional participan por competición aproximadamente 100 bebés nacidos un año antes.

El día comienza recapitulando al famoso luchador de sumo Kamakura, conocido por sus llantos escandalosos en su infancia. Tras discursos y una presentación a cada bebé. Las madres llevan a sus bebés en trajes coloridos hasta los brazos de los luchadores de sumo, que se posan bajo la mirada de la figura que inmortaliza Danjuro Ichikawa, un famoso actor de Kabuki.

Dos luchadores de sumo se colocan enfrentados sosteniendo a los bebés en una plataforma. A partir de ese momento los luchadores sacuden al bebe con en el afán que éste estalle en llanto lo antes posible. A lo largo de la competición, se arroja a los niños al aire lo más alto posible, haciéndoles gestos y gruñéndoles vigorosamente para que expulsen el llanto, ya que la cultura japonesa entienden que con el llanto infantil se expulsa a los malos espíritus y así sus hijos puedan crecer sanos.

Un gyoji o árbitro en la esquina del ring escucha los llantos de los bebés que sostienen los luchadores de sumo, determina cuál lo hace más alto y delibera el resultado de la competición del llanto. Además, el árbitro es el encargado de provocarles también el llanto, por lo que ocasionalmente acude al ring con máscaras para asustar a los bebés y grita “Naki! Naki! Naki!” (¡Llora! ¡Llora! ¡Llora!).

La tradición se basa en el proverbio japonés “Nakuko wa sodatsu” (Los bebes que lloran fuerte, crecen sanos). Siglos de antigüedad Nakizumo que literalmente significa “llorar de lamento”, es una conmemoración popular que se celebra anualmente alrededor de Japón en un verdadero combate en Sensoji.

Al contrario de lo que se podría pensar, muchos bebés permanecen curiosos en silencio o hasta se ríen de las muecas de los luchadores quienes los sostienen y se resisten a la provocación, algunos incluso permanecen toda la competición dormidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *